viernes, 24 de octubre de 2014

Oración a la divina riqueza para atraer Prósperidad y Abundancia




Siente cómo en los infinitos dominios del Padre la Riqueza se derrama por doquier.
Esta ilimitada riqueza del Universo es tuya por derecho de consciencia y debemos aprender a tomarla con humildad confianza para emplearla en nuestro servicio a la Vida.

Yo Soy amándote y bendiciéndote Divina Riqueza;
Y te reconozco en todas las formas en que te presentas, eres Riqueza Espiritual, de Paz, de Armonía, de Consciencia, de Salud, de Alimentación, Financiera y muchos más.

Te contemplo en el Universo, en las galaxias, en mí amado planeta Tierra: en cada continente, en mi ciudad, es mis negocios, en mi familia, en mi persona, en mis sentimientos y pensamientos.

Amada Riqueza, te bendigo y establezco tu Presencia aquí y ahora.
Tú eres la divinidad viviendo, vibrando dentro y fuera de mí.
Estás aquí para ayudarme en mi servicio a la Vida, tú te distribuyes positivamente en cada ser.

Divina riqueza, te amo y te bendigo. Sé que vienes a mí bendiciéndome a través de ideas, de pensamientos, de personas, de tiempo, de consciencia, de Amor, de Felicidad, de Amistad, de Finanzas y bienes materiales y demás.

Yo bendigo mi vida y la de todos los seres que habitan mi planeta , visibles o invisibles.

Bendigo lo bueno que hubo en mi pasado, lo bueno que tengo en el presente.
Gracias Amada Riqueza porque siempre estás conmigo, aquí y ahora.

Te Amo y te bendigo divina Riqueza (3X)

Al decirlo, hazlo con mucho amor, agradecimiento y Fe


SUSCRIBETE AHORA PARA RECIBIR CADA DIA LAS ORACIONES MAS PODEROSAS

 

Oración a la Cruz de Caravaca para pedir protección y resguardo en nuestro Hogar-Trabajo o Negocio




¡Santa Cruz de Caravaca!

A tu poder me acojo,


Por mi Abogada te escojo,


Y si tu fuerza me saca


De la pena que hoy me ataca,


Te traigo en pena y señal


Incienso, mirra y copal,


Y con alma limpia y pura


Una pequeña figura

De mi persona en metal.

Cruz bendita y soberana

Que obras tantas maravillas,


Te alabo en frases sencillas


Cada día de la semana;


Mi alabanza nunca es vana,


Pues ya no cabe ni duda,


Que al mundo tu fuerza escuda


Y a quien rendido te nombra,


Lo cobijas con la sombra


De tu poderosa ayuda.

Amén




SUSCRIBETE AHORA PARA RECIBIR CADA DIA LAS ORACIONES MAS PODEROSAS