miércoles, 6 de febrero de 2013

Oración al Justo Juez

"Bendita y alabada sea la hora en que mi Señor Justo Juez nació, vivió, murió y resucitó mi buen Jesús, tenga misericordia de mi (o nombre de la persona) Príncipe de los Principes. Rey de Reyes, que en el río Jordán fuiste bautizado. 

Con el manto de Abraham y la espada de San Juan sea mi cuerpo (sus cuerpos) cubierto (s) y defendido (s) de todos mis (sus) enemigos. Ahí vienen mis (sus) enemigos, déjalos venir, que atados vienen de pies y manos;si ojos traen no me (lo) toquen, si pies traen no me (lo) sigan. la Virgen María y el Arcángel San Gabriel me (lo) cubran con su manto. 

Favoréceme Señor así como favoreciste a Jonás del vientre de la ballena. Hostia Santa que alzaron en todos los altares en el día de hoy, si en este día como en esta noche hubiera alguna sentencia contra mi, apártala con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. en el monte Sireus está San Juan con Dominus Deus y el dice al Justo Juez que por las palabras del santo evangelio se nuestro cuerpo cubierto y defendido de todos nuestros enemigos, por Jesús, José y María. 

(rezar un credo, un padre nuestro y tres veces gloria)"


3 comentarios:

  1. Por los poderes de San Cipriano y de las 3 almas que vigilan. San Cipriano: Fulano vendrá ahora detrás de mí. Fulano va a venir arrastrándose y enamorado, lleno de amor, de deseo, para volver y pedirme perdón por mentir y para pedirme en noviazgo primero y en boda después, lo mas rápido posible. San Cipriano, tendré ese poder, que él olvide y deje de una vez cualquier mujer que pueda estar en su cabeza, y vuelva a asumirme y declararse para que todos lo vean.
    San Cipriano, aleja de Fulano a cualquier mujer, que él me busque en todo momento hoy y ahora, deseando estar a mi lado, que tenga la certeza que soy la mujer perfecta para él. Que Fulano no pueda vivir sin mí y que Fulano siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los momentos. Ahora donde esté, con quien esté, él me buscará por que el pensamiento de él esta en mí. Y al acostarse que sueñe conmigo, y al despertarse que piense en mí y me desee; que al comer piense en mí, que al caminar que piense en mí, que en todos los momentos de su vida piense en mí. Que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor; que Fulano quiera abrazarme, besarme, cuidarme, protegerme, amarme las veinticuatro horas de todos los días, haciendo así que el me ame más y que sienta placer solo por oir mi voz. San Cipriano, haz a Fulano sentir por mí un deseo fuera del normal, como nunca sintió por otra persona y nunca sentirá; que encuentre placer solo conmigo, que sienta deseo solamente por mí, y que su cuerpo solo a mí me pertenezca, que solo tenga paz si esta bien conmigo. Te agradezco a tí, San Cipriano, por estar trabajando a mi favor y voy a divulgar tu nombre en pago de amansar a Fulano y traerlo enamorado, cariñoso, devoto, dedicado, fiel y lleno de deseo a mis brazos.

    ResponderEliminar
  2. Por los poderes de San Cipriano y de las 3 almas que vigilan. San Cipriano: Fulano vendrá ahora detrás de mí. Fulano va a venir arrastrándose y enamorado, lleno de amor, de deseo, para volver y pedirme perdón por mentir y para pedirme en noviazgo primero y en boda después, lo mas rápido posible. San Cipriano, tendré ese poder, que él olvide y deje de una vez cualquier mujer que pueda estar en su cabeza, y vuelva a asumirme y declararse para que todos lo vean.
    San Cipriano, aleja de Fulano a cualquier mujer, que él me busque en todo momento hoy y ahora, deseando estar a mi lado, que tenga la certeza que soy la mujer perfecta para él. Que Fulano no pueda vivir sin mí y que Fulano siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los momentos. Ahora donde esté, con quien esté, él me buscará por que el pensamiento de él esta en mí. Y al acostarse que sueñe conmigo, y al despertarse que piense en mí y me desee; que al comer piense en mí, que al caminar que piense en mí, que en todos los momentos de su vida piense en mí. Que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor; que Fulano quiera abrazarme, besarme, cuidarme, protegerme, amarme las veinticuatro horas de todos los días, haciendo así que el me ame más y que sienta placer solo por oir mi voz. San Cipriano, haz a Fulano sentir por mí un deseo fuera del normal, como nunca sintió por otra persona y nunca sentirá; que encuentre placer solo conmigo, que sienta deseo solamente por mí, y que su cuerpo solo a mí me pertenezca, que solo tenga paz si esta bien conmigo. Te agradezco a tí, San Cipriano, por estar trabajando a mi favor y voy a divulgar tu nombre en pago de amansar a Fulano y traerlo enamorado, cariñoso, devoto, dedicado, fiel y lleno de deseo a mis brazos.

    ResponderEliminar
  3. Por los poderes de San Cipriano y de las 3 almas que vigilan. San Cipriano: Fulano vendrá ahora detrás de mí. Fulano va a venir arrastrándose y enamorado, lleno de amor, de deseo, para volver y pedirme perdón por mentir y para pedirme en noviazgo primero y en boda después, lo mas rápido posible. San Cipriano, tendré ese poder, que él olvide y deje de una vez cualquier mujer que pueda estar en su cabeza, y vuelva a asumirme y declararse para que todos lo vean.
    San Cipriano, aleja de Fulano a cualquier mujer, que él me busque en todo momento hoy y ahora, deseando estar a mi lado, que tenga la certeza que soy la mujer perfecta para él. Que Fulano no pueda vivir sin mí y que Fulano siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los momentos. Ahora donde esté, con quien esté, él me buscará por que el pensamiento de él esta en mí. Y al acostarse que sueñe conmigo, y al despertarse que piense en mí y me desee; que al comer piense en mí, que al caminar que piense en mí, que en todos los momentos de su vida piense en mí. Que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor; que Fulano quiera abrazarme, besarme, cuidarme, protegerme, amarme las veinticuatro horas de todos los días, haciendo así que el me ame más y que sienta placer solo por oir mi voz. San Cipriano, haz a Fulano sentir por mí un deseo fuera del normal, como nunca sintió por otra persona y nunca sentirá; que encuentre placer solo conmigo, que sienta deseo solamente por mí, y que su cuerpo solo a mí me pertenezca, que solo tenga paz si esta bien conmigo. Te agradezco a tí, San Cipriano, por estar trabajando a mi favor y voy a divulgar tu nombre en pago de amansar a Fulano y traerlo enamorado, cariñoso, devoto, dedicado, fiel y lleno de deseo a mis brazos.

    Responder

    ResponderEliminar